jueves, 14 de mayo de 2009

ODIO...

Odio que vengan, me pregunten algo, me hagan buscarlo y no esperen a que yo les de la respuesta. Si no quieres saberlo no preguntes y no me molestes. Y si quieres saberlo esperas a que lo encuentre, dame un minuto por lo menos.
Odio que me pidan mi opinión para que cuando te la de, hagas justo lo contrario de lo que yo acabo de decir. Para eso no me digas nada y haz lo que tenías pensado. O si lo que querías era que te confirmara lo que ya pensabas me avisas antes y nos dejamos de tonterías.
Odio repetir la misma cosa mil veces. Si es que no me entiendes o no me explico bien no me importa repetírtelo las veces que quieras, pero si es porque cuando te hablo no me haces ni puñetero caso, después no vengas preguntando otra vez lo mismo, porque me mosqueo.
Odio que me interrumpas cuando estoy teniendo una conversación telefónica con alguien. Es cierto, te interesa lo que estoy hablando porque te afecta, pero deja que hable y que acabe y después me preguntas y te cuento todo. Pero mientras no molestes.
Odio que no te enteres de nada pero pienses que lo controlas todo y así lo hagas todo mal. Después tengo que ir yo detrás a dar explicaciones de lo inexplicable. Me supone un esfuerzo extra.
Odio que te pases todas las limitaciones por el forro simplemente porque no alcances a entender las consecuencias que pueden tener. No escuches a nadie. Haz siempre lo que a ti te de la gana que así te va a ir muy bien.
Odió tu falta de planificación. Lo lógico es llevar un mes más o menos de anticipación, pero nosotros planificamos según van surgiendo las cosas. Así vamos embalados hacia el éxito! Uf!
Odio que vengas y te pongas a ordenarme mis bolis… Son mioooooooos, y los estoy usandooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!! Odio que abras un cajón para coger algo y lo dejes abierto. Da calambre cerrarlo? Yo lo he probado y de momento no tuve ninguna mala experiencia, en serio. Odio que cojas las llamadas de otros, si contesto y me preguntan por otra persona, es otra persona, no eres tú, no quieren hablar contigo, asúmelo!!! Otra vez te llamaran a ti, pero esta vez no! Lo siento mucho! Y así podría seguir… odio… odio.. odio… odio un millón de cosas tuyas… pero como no te lo puedo decir… lo escribo aquí.

B.

3 comentarios:

  1. jajajaja!!! Santa paciencia........ menos mal que eres más inteligente que todo éso..........

    Mucho ánimo y si al final no puedes más y lo acabas matando........ cuenta conmigo!!!

    Y sobretodo que no vuelva a tocar tus bolis... eso merece cárcel!
    Y.

    ResponderEliminar
  2. no odies tanto, asúmelo como un defecto de fábrica y estarás más tranquila, en serio!!! aunque sea difícil, pasa de el!!!

    un besazo
    R.

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me da rabia todas esas cosas!
    ¿pero qeu se creen? Que somos sus niñeras o algo por el estilo? Que vamos a estar ahi siempre?

    Se qeuivocan algun dia el odio superara los demas sentiimentos.!

    ResponderEliminar

Seguidores